Arte en el cine “Mr. Turner”

Estas Navidades no sólo han sido fechas para ver a la familia, juntarse alrededor de una mesa y disfrutar de los amigos que vienen a pasar unos días en sus casas sino que también han sido días de cine. Y una de las pelis que he visto ha sido “Mr. Turner”.

Se trata de una película biográfica en la que se narra los últimos 25 años de este genial artista británico del siglo XVIII, William Turner. Conocido como “el pintor de la luz” por sus paisajes asombrosamente brillantes y potentes. Aunque alcanzó su popularidad con sus obras al óleo, también es uno de los grandes maestros de los paisajes en acuarela (personalmente, esos últimos son los que más me gustan y más me atren sin desmerecer sus cuadros al óleo, por su puesto)

Mike Leigh es el director que se ha encargado de llevar a la gran pantalla la historia del que se dice que fue uno de los precursores del impresionismo y Timothy Spall es el actor que da vida de manera magistral al artista británico.

Profundamente afectado por la muerte de su padre, la pérdida de un hijo y su desastrosa vida amorosa marcan su manera de crear. A lo largo de la narración de estos acontecimientos se le ve a Turner viajar, pinturas en mano, se le ve la manera en que tiene de tratar y manipular a la aristocracia del país, visita burdeles, es un popular y anárquico miembro de la Real Academia de Artes. Atado al mástil de un barco para poder pintar una tormenta de nieve (muy a lo Ulises en la Odisea de Homero) demuestra esa vena de genio y figura, de artista rebelde, inclasificable, triunfador y fracasado a la vez. En la época en la que vivió fue igual de celebrado que de vilipendiado tanto por la opinión pública como por la aristocracia y la realeza.

La película nos muestra en todo momento a ese genio creativo que deslumbra a propios y extraños, dejando entrever esa fina línea en la que se mueve su vida, entre la genialidad y la locura. El mismo se definía como un “trabajador en el fomento del arte”.

En el caso de esta película, en mi opinión, Mike Leigh orquesta de manera perfecta y cuidada esa atmósfera que el propio Turner impregnaba en sus obras, con la inestimable ayuda de un magistral Timothy Spall que no solo tomó clases de pintura dos años antes de encarnar a este artista sino que se empapó de su esencia para poder dar vida a este genio (no en vano, se llevó el premio al mejor actor en el Festival de Cannes de 2014).

“Dos años antes de que empezáramos a rodar aprendí a pintar y seguí recibiendo clases. También me documenté mucho. Aunque el filme no es del todo una biografía. Cuenta que a veces los genios no están dentro del contenedor más romántico. Algunos son incluso sociópatas”, declaro Spall respecto a su interpretación.

Durante dos horas y media el espectador se cree la historia, se llega a creer que está en la campiña inglesa del siglo XVIII, que está acompañando al propio artista a través de sus viajes para conocer la luz y plasmarla en sus lienzos. Durante dos horas y media viendo esta película lo único en lo que se puede pensar es en el genio que está pasando ante nuestros ojos, para lo bueno y para lo malo (no es un retrato edulcorado del artista). Estamos ante un ser  que tenía un punto borde, engreído, misántropo (hay a veces que no resulta agradable de ver) pero también, en contrapunto, en ocasiones es vital, amable y generoso. Una de las cosas que me chocó de esta película fue ver que se expresaba con gruñidos, muy primitivos y muy animal. Es ese contrapunto, ese contraste entre el maestro sensible y el ser primitivo el que hace funcionar el relato pero también es el que hace que nos cueste empalizar con un personajes tan dispar e, incluso, a veces desagradable. Como he dicho antes: genio y figura.

Viendo la ambientación te lo llegas a creer y, en mi caso, a rememorar mis visitas a Londres donde he conocido su obra en vivo. En definitiva, un deleite descriptivo (luces y sombras) para los sentidos que merece la pena ver en pantalla grande.

“Leigh y Dick Pope -su director de fotografía – crean, esencialmente, una serie de pinturas filmadas que celebran el espíritu del trabajo de Turner (…) una película extraordinaria”

Dave Calhoun, Time Out

 “Mike Leigh retrata con una pulcritud cerca de la obra maestra el oficio del creador (…) Una película tan dolorosamente bella como magnética.”

Luis Martínez, Diario El Mundo

“Leigh nos muestra un mundo penetrante y arrebatador, tal y como lo ve Turner. Esta belleza de película llega al corazón no con efusiones sentimentales, sino por la amplitud de su arte.”

Peter Travers, Rolling Stone

“Impresionante interpretación de Spall (…) Combina intimidad doméstica con búsqueda épica y posee una cualidad lírica y misteriosa que perfuma cada escena, ya sea trágica o cómica”

Peter Bradshaw, The Guardian

mr. turnerMr. Turner (2014)

Reino Unido. 149 min.

Director: Mike Leigh

Guión: Mike Leigh

Reparto: Timothy Spall, Jamie Thomas King, Roger Ashton-Griffiths, Robert Portal, Lasco Atkins, John Warman

 

 

Leave a comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.